Qué debo mirar en el coche antes de ir a la ITV

0 Comments

Qué debo mirar en el coche antes de ir a la ITV

Y si tu coche ya ha dejado de “ser nuevo”, te llegará rigurosamente la carta o mensaje al móvil de que le toca pasar la ITV. Una notificación que todos los conductores detestan a pesar de saber que es necesario/obligatorio…

¿Me la pasarán? ¿Encontrarán algo que se me ha pasado por alto? Bueno, pues por eso he preparado este artículo en el que recopilo los principales elementos que debes comprobar antes de pasar la inspección técnica si quieres que sea favorable.

1.    Importancia de revisar los neumáticos antes de ir a la ITV

Una de las cosas que deben comprobarse antes de tu cita con la ITV es la de ver la profundidad del neumático, ¡y atención! no solo por en medio, si no también la parte interior. Para mirarlo en las ruedas delanteras, tienes previamente que girar las ruedas y ver el desgaste que han sufrido. Muchas veces pasa desapercibido para el conductor simplemente por no hacer este gesto, y en la ITV desde luego no se les va a pasar por alto.

Y con respecto a la parte trasera, si no te agachas para comprobar el estado de los neumáticos tampoco se ve correctamente si por dentro el neumático está gastando mal. ¿Qué ocurre muchas veces? Que por no hacer esto, ves que por en medio está como nuevo y crees que el neumático casi no se ha desgastado, y, sin embargo, si mitras el interior está casi en los alambres… Por lo tanto, en estos casos la ITV te echaría el coche para atrás directamente.

2.    Comprobar todas las luces del coche antes de pasar la ITV

¿Cuántas veces vas por la carretera y el de detrás te deslumbra por una mala regulación de las luces? Molesto, ¿verdad? Pues precisamente es una de las cosas que van a mirar en la ITV, así que no debes cometer el error de no revisarlo previamente. Para ello, debes ponerte delante de una pared y ver que las dos luces alumbran a la misma altura. Si no es así o el ángulo del haz de luz no es bueno, también tomarán cuenta de ello en la ITV.

Y por supuesto haz un repaso de todas las luces que tienes, que todas se ven y ¡que los faros no están casi opacos! Si una luz funciona, pero no se ve correctamente porque el faro se ha ido oscureciendo, tendrás que pulirlos previamente porque la ITV no te la pasará como favorable.

3.    Comprueba la apertura de todas las puertas

Otra de las cosillas que se nos pueden pasar por alto: que todas las puertas se pueden abrir. Y, sobre todo, ¡tanto desde dentro como desde fuera! Esto es importante porque a veces una puerta trasera nos falla desde dentro, pero bueno, nos hemos acostumbrados a abrir desde el exterior si va algún pasajero y solucionado. Pero a la ITV no le sirve esto y lógicamente te tirará el vehículo para atrás.

4.    Mirar todos los niveles

Del mismo modo que todos los conductores deberían mirar los niveles cada X tiempo o cada vez que van a hacer un viaje largo, antes de ir a la ITV también deben comprobarse su estado. ¿Qué niveles? Pues los del refrigerante, aceite, de dirección asistida (en caso de que lleve ese vehículo), etc.

Y antes de ir vigila los días previos si ha dejado mancha en la plaza de garaje para evitar que vayas a pasar la ITV y resulta que pierde por debajo. Si ocurre, es decir, ves una mancha que no te habías dado cuenta hasta ahora, en ese caso tendría que pasar previamente por el taller porque lógicamente en la ITV no van a pasarla con ese fallo.

5.    Estado de la matrícula para pasar la ITV

Cuando voy circulando a veces ves a cada coche con matrículas golpeadas, números o letras casi borrados y pienso “ese no pasa la ITV ni de broma”. Y es que puede pasarnos desapercibido o intentar colársela a la ITV, pero la matrícula es uno de los elementos que deben estar en buen estado. Lógicamente, los típicos golpes que nos hacen (o hacemos) al aparcar no van a ser motivo de no pasarnos la inspección. Pero si ha saltado en una de esas abolladuras la pegatina que lleva la matrícula o del desgaste el sol la ha estropeado, te lo van a anotar como desfavorable.

6.    Roces en la carrocería, ¿te pasan la ITV?

En algunas ITV, porque según qué centros o incluso qué ciudades no lo miran tanto, los roces en la carrocería pueden ser motivo de que no pase el coche la inspección. ¿Cuándo es el momento de plantearse “esto no me lo van a pasar”? En cuanto se ve óxido de la chapa. Del mismo modo hay que comprobar el paragolpes, porque muchas veces de aparcar se salen las esquinas, y esto lo están valorando ahora en muchas ITV.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies