Evita averías dejando trabajar al coche a su temperatura

0 Comments

Evita averías dejando que el coche trabaje a su temperatura

Una de las formas en las que se pueden evitar algunas averías del vehículo es tan sencillo como respetar que el coche funcione a su propia temperatura de trabajo, y la mayoría de conductores no lo hacen. ¿En qué consiste?

Por ejemplo, cuando arrancamos el coche hay que hacer al principio una conducción muy suave y ligera hasta que la temperatura del cuadro esté a la temperatura de trabajo habitual. En ese punto, ya podemos conducir sin problema.

Sin embargo, revolucionar mucho el coche sin que haya llegado a su temperatura óptima, parece que al coche no le pasa nada, pero a la larga puede generar varias averías:

·         El aceite no se ha calentado bien

·         El aceite no fluye ni engrasa bien.

Ciertas piezas del motor sufren un cambio excesivamente brusco de temperatura (sobre todo en los coches turbo)

¿Cuál es la temperatura ideal del vehículo?

Depende de cada vehículo, aunque generalmente es a mitad del reloj de temperatura. Por lo tanto, la temperatura perfecta de tu coche es la que marca la aguja de forma regular en un viaje.

¿Y si el coche no se calienta, qué hago?

Si el vehículo no está alcanzando su temperatura de trabajo en el tiempo “habitual” en el que suele llegar, seguramente habría una avería de termostato. Ésta suele ser la pieza que se encarga de mantener el agua del motor separada del agua del radiador.

Cuando el agua del motor se calienta, se abre para hacer pasar el agua del motor al radiador y viceversa. Pero si se queda abierto, por una avería, siempre está circulando el agua del motor por el radiador enfriándose y sin llegar a alcanzar la temperatura de trabajo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies