5 consejos para evitar averías en un viaje

0 Comments

5 consejos para evitar averías al salir de viaje

No falla, cuando crees que el coche te ha dado tregua de tener que pasar por el taller, llega el viaje o escapada tan esperada. Y en ese momento es cuando el vehículo parece que quiere darte un buen susto y, la avería que no esperabas aparece.

Para evitar los imprevistos y poder realizar todo el viaje sin problema, lo ideal es tener en cuenta estos consejos que todo conductor debe revisar/realizar antes de lanzarse a la carretera.

1.   Averías todavía no detectadas

Ojalá nuestro coche nos pudiera avisar con antelación cuando va a tener un fallo, pero aunque el cuadro de luces muchas veces nos alerta, muchas otras no. Por eso, para evitar posibles averías en un viaje es recomendable revisar una semana antes el coche.

Lo ideal es llevarlo al taller, ya que ahí le harán una revisión general del estado del vehículo. ¿Qué pueden detectar? Por ejemplo, una posible fuga y repararla antes de que vaya a más y sea mucho más cara la reparación. Si tienes un problema de este tipo, no se detecta, es muy normal que, en el propio viaje ese tipo de averías, pueden terminar de estropearse.

2.   Revisar el nivel de líquidos

Otra de las formas de evitar averías y que el propio conductor puede realizar es que, unos días antes, mire todos los niveles de líquidos. Y en aquellos en los que falten bastante, hay que reponerlo. Si te das cuenta de que la cantidad que estás reponiendo es excesiva, presta atención porque no es normal. Es decir, si hay que reponer mucha cantidad, lo más recomendable llevarlo al taller porque eso significa que tiene una fuga y seguramente habrá que repararlo.

3.   Rueda de repuesto

La rueda de repuesto, ese gran desconocido para muchos conductores, aunque en el que todos confiamos. Con desconocida me refiero a que como va escondida en el maletero, no se le suele mirar la presión NUNCA.

Y claro, ¿cuántas probabilidades hay de pinchar? Pues si lo haces, lo más seguro es que sea en un viaje… Y llega el momento de cambiar la rueda y comprobar el estado en el que está. El 90% de las veces, pinchamos durante el viaje y al poner la rueda de repuesto, vemos que no tiene aire.

Algo tan sencillo de solventar como mirar un par de veces al año el estado de esa rueda. Como ves, es IMPRESCINDIBLE que esté bien hinchada, y especialmente si vamos a realizar un viaje.

4.   Escobillas del limpiaparabrisas

Uno de los elementos del coche al que tampoco se le suele dar la importancia necesaria es a las escobillas del limpiaparabrisas. Muchos conductores escatiman dinero en comprar las más baratas, otros no rellenan el agua cuando se les gasta, y sin embargo es una de las revisiones que te hacen en la ITV. Por lo tanto, es necesario que estén en buen estado.

En un viaje largo tu coche se va a enfrentar a todo tipo de climatología: frío, calor, lluvia, mosquitos… Ya no solo por el uso, sino que los cambios de temperatura, si son muy bruscos, afectan de forma negativa a su funcionamiento. Y si las vas a cambiar, no compres las más baratas para “salir del paso”.

5.   Revisar los frenos antes de ir de viaje

Una de las formas de evitar averías durante un viaje de vacaciones es revisando el estado de los frenos. Aquí se engloban las pastillas, los discos y el líquido de frenos. Es muy importante que siempre les des el mantenimiento que se merecen y que en el taller revisen correctamente el estado de todos sus elementos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies